Mente y Cuerpo

Unos cuantos consejos experimentales sobre salud de mente y de cuerpo.

viernes, noviembre 25, 2005

Rebajar a través de la respiración


Cambie su metabolismo con la respiración antikilos. El Chi kung es el control de la energía a través de la respiración. Aplicado como técnica para adelgazar, cambia previamente el metabolismo. Haciendo los ejercicios usted no volverá a aumentar de peso. Todo en nuestro cuerpo es energía en movimiento. Redistribuir y encauzar esa energía puede producir efectos sorprendentes. Y es ahí donde el Chi Kung muestra sus bondades para armonizar los distintos planos energéticos y de ese modo obtener salud y armonía psicofísica. Chi Kung significa literalmente, "control de la energía". Trabajar los diferentes centros energéticos por medio de la respiración produce de acuerdo con el tipo de ejercicio, efectos distintos. El Chi Kung tanto puede corregir un defecto postural como disminuir la depresión, reducir el peso corporal, e influir de muchas otras formas en nuestra unidad cuerpo-mente-espìritu. Estas técnicas, por ser de tipo energético, pueden generar cambios insospechados no solo en su cuerpo si no en su mente, liberando potencialmente zonas que se hallaban bloqueadas.

-¿Porqué aumentamos de peso?-

Las razones por las cuales una persona adquiere sobrepeso son el resultado de una falta de armonía energética. Esa desarmonización actúa directamente sobre el cuerpo, sobre la mente, sobre los hábitos. Para superar este desequilibrio energético del cuerpo es ideal emplear la respiración adecuadamente. Por otra parte, sin ser un plan de gimnasia, los ejercicios respiratorios, producen un trabajo abdominal intenso, que permite "quemar" sin esfuerzo grasas localizadas. La regulación energética que se produce con la práctica del Chi Kung afecta al metabolismo y lo corrige, de manera que usted, una vez concluida la dieta, no volverá a aumentar de peso. Llevarlo a cabo es sencillo y solo requiere una práctica diaria, mas o menos, cuarenta minutos distribuidos a lo largo del día. Este programa "antikilos" requiere autodisciplina. Se basa en la práctica de:
ejercicios psicofísicos
Una dieta apropiada
Pasados los diez días, es necesario continuar con los ejercicios 1 y 2 al menos una vez por día.

RESPIRACIÓN ANTIKILOS

El fundamento de esta práctica respiratoria consiste en la regulación interior de las dos modalidades básicas de la existencia, que los chinos denominan "Yin" y "Yang". Significa controlar conscientemente las dos fases de la respiración: inspiración (yin) y exhalación (yang). La clave de los ejercicios en la lentitud durante ambas fases y ala atención puesta en los detalles que a continuación indicamos.

CONSEJOS PREVIOS

Al hacer cada ejercicio, mantenga los ojos cerrados. Si por algún motivo los abre, no se preocupe; vuelva a cerrarlo y empiece de nuevo la práctica.
Trate de realizar los ejercicios en un ambiente silencioso y tranquilo. Si lo desea, puede poner música serena para ayudar en la relajación.
Haga la respiración abdominal con suavidad y ayúdese contando cada ciclo respiratorio y ayúdese contando cada ciclo respiratorio.
La condición más importante: realice la práctica respiratoria tal como se explica en esta nota y con la frecuencia que se indica.

EJERCICIO Nº 1
PARA QUITAR EL HAMBRE

Posición: Recostado o de pie
Secuencia (respiratoria): Inspirar por nariz-retener 3 segundos- y exhalar por la boca.
Movimiento abdominal: Contraer el abdomen al inspirar y relajar al exhalar.
Ritmo respiratorio: 20 respiraciones completas 4 veces por día o todas las veces que se siente hambre.

EJERCICIO Nº 2
PARA CORREGIR EL METABOLISMO

- Posición: Sentado. Elija una de estas variantes
Con las rodillas flexionadas a 90 º y los codos apoyados sobre ellas. La frente se apoya en los puños (si es mujer la mano izquierda envuelve la derecha. Y si es hombre la derecha envuelve a la izquierda).
Rodillas 90º y las manos descansan relajadas sobre los muslos.
- Secuencia respiratoria: Inspirar por la nariz (en dos etapas, una sola inspiración dividida en dos), retener tres segundos y exhalar por la boca (en una sola etapa)
- Movimientos abdominales: "Sacar el vientre al inspirar y meterlo al exhalar".
Ritmo respiratorio: 50 respiraciones completas, 3 veces al día.

EJERCICIO Nº 3
RELAJACIÓN POR LA NOCHE

Posición: Recostado, con los brazos flojos a los lados del cuerpo. La lengua toca los dientes superiores o el paladar.
Secuencia respiratoria: Inspirar por la nariz suavemente. Retener 3 segundos; exhalar por la nariz suavemente.
Movimiento abdominal: No hay ninguno en especial.
Ritmo respiratorio: 30 respiraciones completas al ir a dormir.

EJERCICIO Nº 4
PARA DESPEJAR LA MENTE

Posición: De pie, sentado o acostado.
Secuencia respiratoria: Normal
Movimiento abdominal: Normal
Ritmo respiratorio: Normal Desarrollo del ejercicio: Frotarse las palmas de las manos hasta que se siente calor en ellas. Entonces, "lavarse la cara" (hacer un masaje muy suave en la cara desde el entrecejo hacia el pelo y el resto de la cabeza). Este "masaje" se hace varias veces seguidas (7 veces) al final de cada uno de los ejercicios anteriores.

viernes, noviembre 18, 2005

Estreñimiento

Cuando disminuye la frecuencia normal de las deposiciones que una persona hace, a veces con intervalos irregulares que se prolongan durante varios días, puede considerarse que padece de estreñimiento. Esta condición suele ir acompañada de molestias abdominales por distensión y meteorismo -acumulación de gases- también puede ocasionar saburra lingual -una capa blanquecina que cubre la parte superior de la lengua, cefaleas, dolores al defecar y mal aliento.
CAUSAS

Aunque las causas del estreñimiento pueden hallarse en ciertas enfermedades o en trastornos de orden psicológico, en la mayoría de los casos obedece a la ingestión de productos alimentarios que interfieren o, al menos, no favorecen el proceso peristáltico constituido por las contracciones musculares rítmicas que permiten el tránsito de las heces por el intestino. Otra causa puede ser la escasez de alimentos, por lo cual, las personas que siguen una dieta de adelgazamiento o que padecen alguna enfermedad entre cuyos síntomas o efectos se cuenta la pérdida del apetito, como es el caso de la anorexia nerviosa, pueden sufrir estreñimientos; otra causa puede ser el escaso volumen y la consistencia excesiva de las heces.

El estreñimiento también es frecuente entre las embarazadas. Ello se debe a que los movimientos de los músculos intestinales pueden verse interferidos, tanto por el efecto de las hormonas de la gestación como por la presión que ejerce el útero a medida que el feto aumenta de tamaño y de peso. También es habitual que se produzca un cierto estreñimiento después del parto, por un debilitamiento de los músculos que intervienen en la defecación, como ocurre también en los ancianos, atribuible en éstos a la simple debilidad que sufren todos los músculos en general cuando se llega a una edad avanzada.

Por último, debe tenerse en cuenta los motivos de índole psicológica, que son bastante frecuentes. Una parte del sistema nervioso se encarga de controlar el peristaltismo, de modo que cuando el intestino está lleno, enviará señales al cerebro a través de ese sistema.
Pero el ser humano tiene la capacidad de hacer caso omiso de esas señales, por lo cual es muy corriente que las personas que padecen molestias al defecar, ya sea por hemorroides o fisuras anales, tiendan a retener las heces,incluso de modo inconsciente, para evitar los episodios de dolor; en otros casos la retención de las heces está provocada por la voluntad del paciente, que suele así caer en un círculo vicioso, ya que las heces se acumulan en el recto, donde pierden agua y se endurecen, con lo cual las deposiciones son más dolorosas.
TRATAMIENTO

Si el estreñimiento es causado por alguna de las enfermedades citadas, el tratamiento médico, ya sea clínico, quirúrgico o psicológico, estará dirigido a erradicar o a curar las enfermedades que lo originan. Pero si es fruto de malos hábitos alimentarios, bastará con adoptar una dieta que favorece el movimiento intestinal, proporcione mayor contenido de agua a las heces y facilite la evacuación.

El sistema digestivo, capaz de descomponer y absorber la mayor parte de los alimentos que suelen ingerirse, no puede digerir la celulosa, que se encuentra en abundancia en las frutas, los vegetales y las cascarillas de los cereales, conocidas éstas como salvado. Precisamente por no poder ser absorbida, la celulosa pasa al tracto intestinal en forma de residuo y, presente en las heces, sirve de estímulo al peristaltismo. Es por ello que es recomendable incluir en la dieta abundantes alimentos ricos en fibra, como las frutas y las verduras, el pan -sobre todo, integral-, la pasta y las legumbres.

Dado que hay alimentos que carecen de celulosa por completo, como los quesos y los huevos, no es extraño que quienes basan su alimentación en ellos padezcan estreñimiento. La dieta más aconsejable para estos casos es la que se compone de alimentos variados y bien equilibrados en cuanto a su contenido de nutrientes y de celulosa. También es provechoso beber mucha agua, evitar las situaciones de estrés y hacer ejercicios físicos o dar, a diario, simples paseos.

viernes, noviembre 11, 2005

Psicogimnasia


La Mente es como un automóvil, mientras está apagado no sirve para nada, por más entero y funcional que se encuentre.

Activar o poner en marcha nuestra mente consiste en desarrollar un nivel determinado de alerta, un nivel de atención.

Una mente poco alerta nos da resultados no muy positivos. Al activar nuestra mente y mientras la mantenemos activa todo parece diferente, la vida tiene un color vivo, los sentidos se agudizan, nuestra percepción toma sentido. Pero ninguna facultad, ni facilidad de nuestra mente puede ser puesta en acción si no estamos alertas.

La Mente Activa es la base de todo ejercicio mental, es el punto de partida de la psicogimnasia.

La mente es una de las partes de lo que conocemos en psicología como la psiquis. La psiquis es lo que en religión llamamos alma. La psiquis está dividida en campos o zonas de actividad. Cada zona o campo está dirigido por un tipo de inteligencia.

Cuando hablamos de Psicogimnasia nos referimos a la ejercitación de toda la psiquis. En el entendido de que el órgano que no se usa puede atrofiarse. Entonces la Psicogimnasia nos lleva a ...
1. Mejorar nuestra administración de la memoria.
2. Mejorar nuestra capacidad de estar alerta.
3. Mejorar nuestra calidad de pensamiento.
4. Mejorar nuestra capacidad de concluir, comprender, asimilar y conceptuar.
5. Mejorar nuestra capacidad de captar la verdad y poner en marcha las virtudes del SER.
6. Mejorar nuestra relación con la Inteligencia natural y demás fenómenos naturales.
7. Mejorar nuestra Inteligencia Emocional e intelectual.

Aquí presento unos cuantos ejercicios que pueden ayudar a estar ALERTA.

Ejercicios para Mejorar nuestra administración de la memoria:
Recorrer una escena del aprendizaje:

Intentemos recordar un concepto de los aprendidos en la escuela, pero hagámoslo por medio de recordar las clases de cuando el profesor explicó dicho tema, y los momentos en que estudiamos el libro, digamos a nuestra conciencia que se traslade a esos momentos en específico y que actúe sobre los sentidos de la vista y del oído para volver a ver y volver oír lo que en ese momento era sonido y visual.
Se respira mientras se llega a afinar el recuerdo y se reduce el ritmo respiratorio mientras se involucran las diversas tipologías de conciencia, aumentando la calidad del recuerdo y elevándolo al rango de recorrido por el conjunto de inteligencias actuantes.

La repetición y nivel de adiestramiento en este ejercicio nos llevará a desarrollar la memoria fotográfica.

Cómo Mejorar nuestra capacidad de estar alerta:
Ejercicios para mantenernos alerta:
Durante el día; ingeniarnos para responder cada hora las siguientes preguntas:
1. ¿Quién soy?
2. ¿Dónde Estoy?
3. ¿Qué estoy haciendo?
4. ¿Cómo llegué aquí?

Estas preguntas estimularan la psiquis a responder con creatividad, huyendo de los formalismos. Enriquecerá nuestro recuerdo y actividad Memorizante.

Cómo Mejorar nuestra calidad de pensamiento:
Ejercicio de Elección de mejor opción de entre dos no demostrables:

Tomamos dos puntos de vista controversiales que hasta el momento (según nosotros) no estén definidos cual de ambos es respuesta verdadera.
Un ejemplo puede ser evaluar los siguientes dos conceptos:
1. Dios existe.
2. Dios no existe.
Evaluamos cual de ambos es más conveniente:
1. Hacemos una lista de los beneficios de que Dios exista.
2. Hacemos la lista de los beneficios de que Dios no exista.
3. Hacemos una lista de lo que a nuestro entender demuestra que sí existe.
4. Hacemos una lista de lo que a nuestro entender demuestra que no existe.

Determinamos con una previa lectura de los escritos la conclusión sobre qué es lo más razonable y eso lo tomamos como nuestra conclusión dominante hasta que se demuestre lo contrario.



Cómo Mejorar nuestra capacidad de captar la verdad y poner en marcha las virtudes del SER:
Ejercicio:
Recordemos una escena donde hubo un debate o discusión; Ahora, pongámonos en lugar de uno de los actores principales y evaluemos el evento desde el punto de vista de este personaje elegido. Respondamos las siguientes preguntas:
1. ¿Cuáles son las razones para que este personaje esté en lo correcto?
2. ¿Cuáles son las razones para mejorar la respuesta dada?
3. ¿Porqué actuó de esa forma?

Luego recorramos la escena poniéndonos en el lugar de otros dos personajes presentes en el evento elegido. Hagámonos las mismas preguntas y respondámosla desde la nueva óptica.

Al final, detectar puntos en común de los diversos roles. Puntos encontrados opuestos. Proponer soluciones.


Ejercicios para mejorar la capacidad de concluir y aprender:
Ejercicio # 1: Nombre; División del Trabajo.

Actividad: Imagina que todo el mundo es recogedor de basura. Que no hay nadie que sepa hacer otra cosa ni nadie que se dedique a otra cosa.
¿Cómo funcionaría el mundo?.

Conclusión : Es importante que todos realicemos diversos tipos de trabajo, para que el mundo funcione mejor.


Ejercicio # 2: Nombre; Vocación.

Actividad:
Imagina que todo el mundo está trabajando en lo que NO le gusta hacer.
¿Qué tan feliz sería la gente?,
¿Cuánta gente tiene la felicidad de trabajar en lo que le gusta en su vida?.

Conclusión:
Es importante que nuestro trabajo esté vinculado de alguna forma a lo que nos hace sentir bien.

Desarrollar:
Concluye si siempre es posible, o no lo es, lograr trabajar y vivir de hacer una actividad que nos guste.


Ejercicio # 3: Nombre; Clases Económicas.

Actividad:
Imaginemos que todos somos ricos y multimillonarios.
¿Cómo funcionaría el mundo?.
¿Quiénes harían los trabajos que implicar sencillez y humildad en nuestra inteligencia emocional?

Conclusión:
Lo que necesitamos es poder proveernos de lo que necesitamos, y aceptar que otros tengan más poder económico en la medida que lo merezcan.
Reconocer que no todos queremos ser ricos ni sería funcional que así fuese.
Reconocer que la pobreza es una virtud tan digna como la riqueza y que lo importante es que sea soportable para que la gente no se atemorice de ser pobre. Que los gobiernos tiene el deber de hacer soportable la pobreza, y no que ser pobre sea insoportable y estimulante de la insurrección y la delincuencia.

Defiende con tus palabras la conclusión anterior.

Espero que estos ejercicios les sirvan como una introducción a la psicogimnasia.

Gracias.

jueves, noviembre 03, 2005

"¡Sólo un bocadito!"


Cuando hacemos dieta, muchas veces pensamos que es bueno premiarse, como un incentivo para poder continuar. En lo personal, eso no me ha funcionado muy bien ya que, después de "premiarme" me digo a mí misma: "Hoy ya rompí la dieta, asi que no importa".

Me parece que es mejor cuando logramos cambiar totalmente nuestros hábitos alimenticios y acostumbrar nuestro cuerpo a nutrirse de comidas saludables que no atentan contra nuestra salud, sobre todo mientras empezamos una dieta, que es el momento más difícil.

Las dietas convencionales nacen en su mayoría destinadas al fracaso, los malos hábitos de las personas que tienen sobrepeso y quieren adelgazar no hacen más que potenciarlo.
En muchas ocasiones, ni siquiera somos conscientes de estar haciendo algo mal y repetimos en nuestros pequeños “vicios” sin saber que están ralentizando o anulando el efecto de la dieta.


Éstos son algunos de esos malos hábitos:

- Saltarse alguna comida. Aunque te ahorras calorías, el cuerpo reacciona ralentizando el metabolismo y, en la siguiente comida, almacenará todo lo que ingieras. Eso sin contar que tendrás más hambre y tu energía estará por los suelos. Seguro que el cuerpo te pide azúcar y será mucho más fácil que peques y te saltes la dieta.

- Picar antes de comer. Si no puedes resistir la tentación, opta por tomarte una fruta, una zanahoria o un yogur.

- Acompañar las comidas con pan. Significan 120 calorías extra.

- Ir al supermercado con hambre. Te será mucho más difícil elegir alimentos saludables y la vista se te irá hacia todo lo prohibido. Come antes de ir a la compra.

- No planificar las comidas. Si no haces un menú diario, te resultará más difícil controlar lo que comes y las cantidades. Además, la dieta será desequilibrada.

- No hacer ejercicio. Es, sin duda alguna, el mayor enemigo de la dieta. Basta con una hora caminando cada día para poner en marcha tu metabolismo y conseguir que quemes muchas más calorías. Además, el ejercicio te ayudará a aliviar el estrés y la ansiedad, aumentando tus niveles de energía. Aparte de los beneficios físicos que serán visibles en muy poco tiempo, la actividad física te ayudará psicológicamente a seguir adelante con la dieta.

- Consumir bebidas alcohólicas. Aparte de las calorías vacías que aporta, el alcohol disminuye el ritmo de combustión de las grasas en el organismo.

- Cenar tarde. Conforme avanza la noche, el cuerpo entra en estado de reposo y el metabolismo se hace más lento. Las calorías ingeridas no se queman, sino que se almacenan en forma de grasa. El mejor consejo es una cena temprana y ligera que hayas podido digerir antes de irte a dormir.


Las ocho claves del fracaso

Los expertos en nutrición aseguran que son ocho las causas por las que las dietas suelen fallar.

1. La demora. Siempre se encuentran mil y una excusas para retrasar la dieta hasta el lunes que viene.

2. La falta de motivación. Cuando por fin se inicia la dieta, el interés por seguirla se suele perder a las dos semanas del inicio.

3. Recompensas nefastas. Premiarse con dulces o un banquete por haberlo hecho bien durante unos días equivale a recuperar todos los kilos perdidos.
4. Malos hábitos de alimentación.

5. Inconstancia para mantener el compromiso.

6. Falta de honestidad. Es fácil engañarse a uno mismo o al médico.

7. Creencias erróneas. No hay dietas milagrosas: lo que funciona para unos puede ser perjudicial para otros.

8. Malos cimientos. Las dietas tienen que tener una base fuerte y lógica, buscando cambiar los hábitos de la persona y no sólo hacerle perder unos kilos.

Espero que estos consejos les sirvan para no romper sus dietas.
Gracias.

viernes, octubre 28, 2005

Las dietas: una tortura.


Cuando nos vemos al espejo y observamos esas libritas (o librotas) de más que ya empiezan a notarse en nuestro cuerpo, nuestra primera salida son las dietas. Vamos, buscamos una revista y hacemos la primera dieta que nos salta a la vista y que nos ofrece bajar 10 libras en una semana.
El problema con estas dietas, llamadas dietas disociadas, es que no se adecúan a las necesidades de tu propio cuerpo, y muchas veces pueden llevarte a deficiencias temporales debido a la selección de alimentos que se realiza. Dentro de ellas, las más populares son la dieta disociada de Hay, el régimen de Antoine, o la dieta de Montignac.
La dieta de Hay propone que los hidratos de carbono y las proteínas no pueden ingerirse juntos porque según su propio autor, asimilar estos nutrientes a la vez es lo que provoca el aumento de peso. La dieta Hay parece, por tanto, un buen ejemplo de un sistema dietético aparentemente inofensivo y basado en conceptos mal definidos.

Nuestro aparato digestivo puede digerir sin ninguna dificultad todos los alimentos que contienen proteínas e hidratos de carbono por los principios de esta dieta no tienen sentido. Los especialistas afirman que las enzimas encargadas de las distintas actividades digestivas son específicas, y nada indica que las que actúan sobre las proteínas sean menos activas en presencia de hidratos de carbono y viceversa.

En el Régimen de Antoine, cada día está dedicado a un grupo de alimentos del que se puede comer lo que se desee, la única condición que ponen es que no los mezcles con otros de otros grupos. Por ejemplo; los lunes sólo carne, (en la proporción que se desee); los martes, pescado; los miércoles, verduras etc. Este régimen debe realizarse durante una semana y se debe repetir una vez al mes.

Los que apuestan por esta dieta aseguran que en una semana pierdes 3-4 kilos, lo cual es una barbaridad si se tiene en cuenta que la cantidad semanal recomendada es sólo de uno.
Cuidado porque.... Es una dieta disparatada y carente de todas base científica que, finalmente, resulta bastante hipocalórica.

Puede llegar a deteriorar el funcionamiento normal del intestino ya que el régimen incluye días en los que prácticamente no hay aporte de fibra o hidratos de carbono (como el día a base de carnes), y otros con una sobrecarga de los mismos.
Los principios de la dieta de Montignac se centran en no mezclar los lípidos con los hidratos de carbono, por lo que alimentos que contiengan alguno de estos dos nutrientes en su composición quedan totalmente prohíbidos. Esta especifidad hace que se elimine el azucar de la dieta diaria y que el cuerpo obtenga este aporte a través únicamente de alimentos ricos en fibra.

En el caso de la fruta, recomiendan consumirla sola, pues si se mezcla con lípidos o proteínas queda retenida en el estómago y no es digerida. Para éstos, el metabolismo de las proteínas puede ser alterado muy fácilmente por lo que, costumbres como el postre (fruta, por ejemplo) al final de las comidas quedan absolutamente progíbidas.

Este régimen se basa en la premisa de que la causa del exceso de peso en la mayoría de los casos, se debe a un mal funcionamiento del páncreas. Si está en mal estado transforma la glucosa en reservas, motivo por el cual se engorda y se prohibe la ingesta de azúcar. Este es un principio erróneo porque el pancreas está desarrollado de tal forma que se puede regular y no tiene por qué desembocar un mal funcionamiento de éste en un exceso de peso.
En vista de estos males que se nos pueden presentar, es mejor que asistamos a un nutriólogo para que nos construya un plan que se adecúe a las necesidades de nuestro cuerpo. Es importante recordar que no es necesario rebajar lo más rápido posible, porque así, nos volvemos más susceptibles a recuperar esas libra, igual de rápido.
Es mejor que rebajemos lento, pero seguro, y sanamente.
Gracias.

jueves, octubre 20, 2005

El estrés: una enfermedad que nos ataca a todos.




El estrés es una enfermedad que nos ataca diariamente, sobre todo al tratar de sobrellevar los problemas de la vida diaria que se nos presentan. Esta enfermedad tiende a afectar todo el funcionamiento de nuestro organismo, lo cual nos acarrea problemas de salud. A veces no nos damos cuenta de que es el estrés y pensamos que es alguna enfermedad extraña. Es necesario visitar al médico para descartar cualquier posibilidad de una enfermedad, pero también podemos ayudar a nuestro cuerpo a mantenerse tranquilo y relajado.
Los ejercicios de relajación y meditación son muy buenos para controlar el estrés diario que nos afecta. Existen ejercicios como el Yoga o el Tai Chi, si puedes practicarlos, son muy útiles. Para las personas religiosas, también ayuda mucho la oración y meditación.
Como ejercicio para relajarse puedo aconsejarles lo siguiente:

A. Buscar un ambiente tranquilo y apartado de distracciones.

B. Adoptar una postura formal que nos sea cómoda. Una muy utilizada es una pose sentada con la espalda recta. También podemos acostarnos en el suelo, boca arriba con las manos al lado del cuerpo, tratando de buscar un punto en el que sintamos la espalda recta y el cuello relajado, no forzado.
C. Tener un objeto sobre el cual enfocar la atención. Este puede ser una imagen, o bien una palabra o frase que repetimos constantemente, ya sea mentalmente o en alta voz. El objeto sobre el cual enfocamos la atención también puede ser una acción o nuestra propia respiración.

D. Adoptar una actitud pasiva y receptiva. El forzarnos a concentrarnos resulta contraproducente. Durante nuestras meditaciones seguramente nos surgirán pensamientos extraños de todo tipo que nos pueden distraer de nuestro propósito. En lugar de luchar activamente para que no surjan dichos pensamientos lo mejor es simplemente darnos cuenta de que están ahi y gentilmente dejarlos ir sin involucrarnos en ellos a la vez que tranquilamente volvemos a nuestro foco de atención.
Para inducir la respuesta de relajación escoja una palabra, sonido (podemos ambientar el lugar con sonidos de naturaleza, o música que nos guste), frase u oración que sea de su agrado. Siéntese en una posición cómoda. Cierre los ojos, relaje los músculos y respire lenta y naturalmente. Con cada exhalación vaya repitiendo mentalmente la palabra o frase que escogió. Asuma una actitud pasiva. Si le vienen a su mente pensamientos que lo distraen, descártelos tranquilamente y continúe con su respiración. Siga repitiendo la palabra o frase durante unos 10 o 20 minutos a la vez que continúa con su respiración lenta. Al cabo de este tiempo deberá sentirse en un estado de calma y tranquilidad internas. Para lograr los mejores resultados debemos practicar esta técnica consistentemente al menos una vez al día. Es posible también inducir la respuesta de relajación mientras nos encontramos llevando a cabo cualquier actividad que consista de movimientos repetitivos. Por ejemplo, si estamos caminando o trotando, podemos concentrarnos sobre los pasos que damos.

Espero que puedan utilizar estos ejercicios y que logren buenos resultados, a mí me han ayudado mucho para llevar las cargas emocionales, profesionales, académicas, etc. del día a día.

Gracias.

jueves, octubre 13, 2005

Salud Mental

El término salud mental se toma a veces como una manera de evitar hablar de enfermedades psicológicas, cuando realmente lo que se busca es vivir en un equilibrio psico-emocional que nos ayude a sobrellevar todas las situaciones de la vida, en cualquier ámbito que sea. Esta está en favor del bienestar de los seres humanos, con la esperanza de ayudarnos a convivir como una sociedad tranquila.
Es un concepto multidisciplinar que contempla, además de conceptos médicos y farmacológicos, aspectos que tienen que ver con el mundo laboral, el urbanismo, las clases sociales, la educación, la cultura, las creencias y las modas, en definitiva con el estar aquí y ahora siendo quienes somos por género, cultura y rol social.
Existen varios tipos de malestar psico-emocional que son los más frecuentes:

1. Ansiedad: estado emocional consistente en reacciones de miedo o aprensión anticipatoria de peligro o amenaza, acompañados de activación física. Por ejemplo: la ansiedad de separació o el trastorno obsesivo compulsivo.

2. Estrés: manifestaciones fisiológicas y psicológicas características, asociadas al sobreesfuerzo impuesto al funcionamiento normal del individuo. Suelen producirse cuando la persona valora la demanda externa como peligrosa para el propio bienestar y como algo que excede a sus propios recursos o capacidades de afrontamiento. El estrés se padece cuando nos sometemos a esfuerzos muy continuos en el tiempo, exigiéndonos un alto nivel de ejecución , como en exámenes, trabajos, la realización de muchas actividades a la vez.

3. Miedos, fobias: el miedo se caracteriza por la percepción de peligro y como resultado de ello se realiza una respuesta de escape, evitación o preparación para la lucha. Entre ellas están la agorafobia, la fobia específica y la fobia social.

4. Depresión: los síntomas que presenta una persona deprimida pueden ser muy variados y con una evolución diferente en el tiempo. En algunos casos se trata de formas episódicas de depresión y en otros se trata de un estado de síntomas permanentes de modo casi continuo. Cuando los síntomas (algunos o todos) se experimentan durante dos semanas o más, podemos hablar de estado depresivo. También puede variar su gravedad.

5. Deseos de suicidio: en situaciones extremas, cuando sentimos que nada ni nadie nos puede ayudar, recurrimos a fantasías sobre nuestra muerte y cómo ello nos aliviará de todo sufrimiento. !Cuidado!. Este pensamiento indica un nivel de malestar importante; necesitas apoyo en este momento. Te encuentras en una situación límite. Estas ideas pueden pasar a tentativas de suicidio. Normalmente son llamadas de atención peligrosa. Cuando has pensado o has realizado algún intento de suicidio date una alternativa, consulta a un especialista. Te hará mucho bien.

6. Problemas de alimentación: las alteraciones alimentarias fundamentales son dos. En primer lugar la anorexia nerviosa. Se caracteriza por un rechazo contundente a mantener el peso corporal por encima del valor mínimo normal considerando la edad y la talla , con miedo intenso a ganar peso y engordar. Y la segunda es la bulimia nerviosa. Esta alteración consiste en la ingesta excesiva de alimentos de forma incontrolada y por una preocupación exagerada por el control de peso, lo cual lleva a la persona a tomar medidas extremas para contrarrestar los atracones.

7. Dificultades para dormir: el sueño como necesidad biológica no controlada desde la consciencia, se altera en muchas situaciones de la vida que cursan con ansiedad, estrés, miedo, depresión... Además, si existe una conducta inadecuada, un mal aprendizaje, los patrones de sueño son inconstantes y se duerme mal. Los principales trastornos del sueño son: insomnio, pesadillas, terrores nocturnos y narcolepsia.

8. Adicciones: las adicciones pueden ser variadas y se caracterizan por una dependencia conductual, psíquica y/o física a sustancias tóxicas o no, objetos o actividades, sin los cuales no se puede pasar. La adicción no se puede evitar ni controlar, aunque el que la padece piensa que puede dejarlo cuando quiera, no puede dejar de hacerlo durante muchos días seguidos, a veces ni durante un día. Entre las adicciones más frecuentes se encuentran: ludopatía, drogas, alcohol, tabaco .

9. Baja autoestima: la imagen que tenemos de nosotros mismos puede ser buena, entendiendo que tenemos dificultades y límites, así como capacidades y valores positivos que los equilibran y nos hacen sentirnos en general valiosos, importantes, con derecho a ocupar un espacio en el mundo y a quererse y ser querido. Pero la persona en sí misma no logra ver esas cosas buenas y se reprime.
Si crees que tienes alguno de estos malestares, lo mejor es que lo hables con un profesional, un psicólogo o un psiquiatra, o que acudas a un centro de salud mental.
En próximas actualizaciones trataré de dar algunos consejos para aprender a controlar algunos de estos malestares, para mantenernos con buena salud mental y aprender a vivir tranquilos y sin sobresaltos.
Gracias.